viernes, 22 de mayo de 2009

Este ladrón cuenta se dió


Todo se transformo en un gran bosque, en su mayoría lo habitaban humanos, yo aun no decidía si ser perro, conejo o caballo, nunca sabes que eres, al menos que venga alguien y te lo diga.
Se acercó una gran jirafa, era enorme como sus caderas, todas las especies querían aparearse con ella a nadie le interesaba cometer una brutal orgía zoofilica, yo solo la dejé pasar, sin embargo se acercó ami y me preguntó.


¿Tu porque no quieres aparearte conmigo?.



No supe que responder solo dentro de mi me respondía, pues no sabía aún lo que es correcto en este mundo, asi que solo supe decirle que tengo miedo a una jirafa tan grande, (seguramente era solo carne digna de un león), y por más sueños que tuve de serlo me encontraba justo comiendo zanahorias.
Estaba escondida por mucho tiempo, y yo siempre esperaba el momento de encontrala, al regresar a ver a mi costado izquierdo, ella se encontraba escribiendo en otra computadora, y hablaba conmigo con miradas cómplices, asi que detuvimos este teatro y empezamos a conversar mentalmente y asi explicarle la situación.

La jirafa se enamoró de mi cara y yo de sus caderas, asi que le pregunté: ¿tu que eres una gran jirafa, y puedes conseguir los frutos de los arboles más altos que más le puedes pedir a la vida?
Ella solo supo responder que lo único que buscaba es a alguien a quien no la viera a ella como una recolectora de frutas. Yo solo supe sonrojarme.

Cuando me dí cuenta, descubri que yo era un gran conejo y todos querían hacer de mi un buen asado, y colgarse mis orejas como amuleto, asi que sali, me escape, me volvieron a atrapar y termine abrazado de la gran jirafa que me dió de lactar, de fumar y de todo aquello que a usted lector le parezca extremadamente denso y cortopunzante.


Yo no escribí asi esta historia, simplemente sucedió.....



7 comentarios:

Silvi dijo...

han hecho de ti un conejo de pascua! Me debes una historia de esas voodoo verás.

Ludovico dijo...

jajajajan jajajajajaja

eso fue brillante

yosoydelquito dijo...

'simplemente sucedió'... buena es...

perro negro dijo...

ta mare, ahora resultaste conejo, ¡qué díficil seguirle la pista a este cojudo! pero a mí se me hace que ni en horizontal un conejo y una jirafa pueden acomodarse, ¿ah? medio rara está esa situación...

Estertor dijo...

chévere, bacanísimo...deja de fumar esa huevada!, ja ja ja Saludos!

*Adriana* dijo...

Buena la historia... "cortopunzante"

Marakaramazov dijo...

cierto, muy parecido a omo yo escribo, solo más longo