jueves, 16 de julio de 2009

.... y si el perro dejara de ser perro?

"La ficción es otra realidad inventada por el ser humano
a partir de su experiencia de lo vivido,
y amasado con la levadura de sus deseos instisfechos
y su imaginacion"



es cuando.... a veces solo a veces quiero pasar como humano.!


Quiero salir un rato del anonimato, para dirigirme al servil humano que dice alimentarme...

A ver broder, podría simplemente con empezar a decirte: ¿Que chuchas quieres de la vida?, sin embargo responderas con alguna otra metáfora rebuscada a la cual no podré sino asentir con un ladrido que quizas tengas la razón. Pero deja de ser tan cabrón y de marear a todo el mundo con tu intelectualismo de domingo y cuentanos mejor que hay detrás de todos estos maquiavelicos planes, puede ser quizas te esten llevando a donde quieras llegar, pero puede que con ello mates lo mejor de ti, y yo se que es lo mejor que tienes y es a mi, tu único amigo que te acepta asi de "humano" con esas ambiciones tan básicas de conquistar al mundo por la via más fácil, ¿Que harás si no te conquistas a ti mismo?, a lo mejor me cambiarás por otro perro que no sea "negro y gordo", nunca estarás satisfecho porque desde pequeño tu madre te sirvió en tu desayuno al mundo, un gran plato que hasta hoy no has podido devorar.
Yo apenas si llegue unos meses atras, nuestra relación es buena, me gusta morder la puerta de entrada de tu casa, porque al igual que tu me gusta llamar la atención, aunque se que ahora no puedes dormir explicandote por lo hice. Obviamente se que lo que hago esta mal y en eso esta el placer de cometerlo, porque no has querido sino hacer de mi un perro ostentoso de competencia que te de la mano, y que te haga quedar bien con los demas huevones humanos que pretendes vincularte, no Panita...! Yo soy Triple G! y soy un cabrón, me recontra suda la polla darte la patita, anda pídele la patita a una de tus "shakiras" de la tantas que conociste aquella ves que te dormiste por un par de años. Debo recordarte que soy un perro y jamás podré ser como tu, aunque debo confesar que a veces te admiro, y yo veo que en mi vejez tu serás una gran persona y llegaremos a comprendernos mejor, espero conocer mientras viva crías de humano frutos del amor que inmortalices algún día, creo que ellos harán de ti una vida agitada como lo hiciste tu con tu pobre padre, pero es parte del ciclo que los humanos cumplen en esta espiral kármica, además que es divertido.

Yo se que Chchs te pasa, pero no lo divulgaré aqui, al buen entendedor pocas palabras, (tengo orejotas como de conejo) por eso he escuchado todo sobre aquel rumor, y no puedo opinar ni decirte que hacer, no seas huevon!, ¿Cómo vas a pedir consejo a un perro?.

Te dejo dormir con tus dilemas quinceañeros, suerte allá donde estas yo te estaré esperando como siempre en la puerta para que me lleves a tu ático a hacer destrozos, si es posible te pido que me traigas una flor, porque tu solo andas pensando en como transplantar ese loto a tu corazón.


Suerte MAricón, y Deja de ser Nena y Guardarte en el Hotel.... a a vuelta nomás te espera ese paraíso te tallos de carne. jojojo




7 comentarios:

CrisMa dijo...

yo si digo, Triple G es cuasiundios...pero que pasaría si le haces caso?

Efren Guerrero (a.k.a. Ludovico) dijo...

y lo más peligroso es: pararle bola te hará mejor?

mauflagrum dijo...

escucha a Triple G, es un perro con actitud!

LUIS VELA III (EL NEGRO) dijo...

Yo creo que eres un ser exquisito, como una buena coca en tiempo de vacas flacas saludos...

Yo, YA SABES

Kodama San dijo...

jajaja, ese Triple G, todo un personaje no? jajaja. Harasle caso! :P

Diana dijo...

mi querido y bien estimado compatriota
ya regrese
ya recupere mi blog...
saludos a ud
y un beso (VIP) como siempre a Triple G

el anónimo polémico dijo...

¿Qué podría decirle a mi perro adorado que un día me robaron sin compasión y por la pena nunca más quise tener otro?

A las casas de las amistades a las que no podía ir con su adorable compañía, las fui tachando porque si mi perro no era bienvenido, no era bienvenido yo. Si me servían un plato con carne, la carne iba para mi perro, el arroz lo comía yo. La soledad se volvió palabra deconocida porque desde que mi perro estaba conmigo, no importaba si las amistades me acompañaban, con mi perro iba yo.

Mi perro nunca ocupó el patio trasero porque era uno más de nosotros en la casa y no entiendo la razón por la cual la gente los maltrata y los encadena. Larga vida a todos los perros, los humanos no los merecemos.