domingo, 15 de marzo de 2009

Requiem for a Ruin Dominguero.

!LEON FEBRES CORDERO VIVE CARAJO!




Patucho, sapo, fumón, regordete con un retrete en la boca, es el ídolo de grandes y chicos, hoy todos hubieramos deseado volver a nacer en la época en la que el Gobernó. Donde la viveza criolla era elevada a las alcurnias de los apellidos compuestos.
Gracias maestro, te recordamos y por ello hemos decidido levantar tu Iglesia, donde sacrificaremos niños en Yambo por tí, seremos gritones y dueños de la razón, gobernaremos la justicia, convocaremos multitudes para que se nos arrodillen, pero sobre todas las cosas:


!NUNCA NOS AHUEVAREMOS!


"¿Por qué hay tanta rivaludad y competencia entre los amigos y pariente?. Porque es posible que compartan la misma Alma Primordial, a partir de la cual cada quien recarnó un atributo particular no realizado, con el fin de realizarlo en la existencia actual. Si solamente supieran que sus peleas son producto de la competencia de sus almas por extraer la savia de su Alma Primordial, se amarían y abandonarian el conflicto.
"


Por tener ese gran atributo de Cara Dura... una vez más GRACIAS INGENIERO!


4 comentarios:

Cherry Blossom girl dijo...

Tal y como lo hubiera querido el ingeniero! Miau!

Ludovico dijo...

Nunca nos ahuevaremos!!!! Miau!!!

yosoydelquito dijo...

ja ja ja, ¡¡¡miau!!!

MoN0 dijo...

No se aguevó ni a Taura ni al hombre del arete... aqui la historia:

http://monopastuso.blogspot.com/2009/03/no-me-aguevo-al-hombre-del-arete.html


¡MIA... uuu ... uu!

Saludos.