domingo, 14 de junio de 2009

Mitología Psicopata



Ayer sin ningun motivo aparente, me quizo asesinar....




.... si no es usted la persona indicada, recomiendo no leer....



Tengo suerte en esta vida, y estoy seguro que siempre la tendré. En realidad soy alguien absolutamente normal, de un barrio normal, donde nunca nos faltó ni nos sobro que acechar; siempre hemos conseguido lo que hemos deseado y hemos disfrutado de los pequeños detalles de la vida. A lo mejor piensen que mi voracidad es inconciente, debo desilusionarlos, la pantomima no se estira tanto como para una cotidianeidad, de un hombre que rie con las cosas sencillas de la vida; como caminar incógnito por la mañana observando el arte popular: como el maravilloso cantar de unos niños que van a la escuelita del estado. Quizas para muchos más con suerte, el que la educación sea gratuita no signifique nada, lo que interesa es nuestro odio heredado de este sistema del que nos creemos controlar por ser los más capaces, una vez más el azar nos ha favorecido, y aun asi lloramos porque supuestamente no los dejan hablar por nosotros.

Ayer mi suerte se vió amenazada por una bruja con atuendo de sicario, estaba ahi derritiendose sobre mi alfombra yo camine sobre ella, quería ignorarlo todo, conocía de antemano sus intenciones y no caería en sus trampas como otros incautos a quienes venía aniquilando, pero tenía otra estrategia, su lengua era tan larga como la mía, sin embargo jugaba para aquel equipo que siempre gana, todos los días gana y nadie festeja los goles que nos hacen, por ser tan insignificantes, aunque al menos nosotros la pasábamos bien.

Me hartó y despertó el León, recogi sus pedazo entre ellos el cráneo, tenía que arrancar esos ojos, devorarlos. Empecé a estrellar su duro craneo contra el cemento hasta romperlo, !tanto tiempo esperé este momento!, había otra forma de adueñarme de sus ojos, pero era asi como debía ser. Toda su masa cerebral termino por confundirse con sus ojos, en medio se esa gelatina los encontré y los arrojé al carro de la basura. Me sentí miserable, loco, psicópata, y mis más grande pesadila se había vuelto realidad, cuando desperté nadie jamás se habría enterado de tan atroz acto, yo continué mi vida, las brujas me dejarían por fin ser feliz con mi suerte.


Mataste a la serpiente, y ahora a la bruja.... Ya sabemos quien es la próxima víctima JO JO!


3 comentarios:

Silvi dijo...

Así mismito se vence a las sombras. Y así también se disfruta la vida.

Juandiego dijo...

Parece que tuviste un encuentro cercano y hostil con una granadilla dañada. Todo cuadra con esa teoría.

LeX dijo...

jo jo Juan Diego usted se lleva un ventilador de premio, por haber descifrado la teoría....