miércoles, 17 de diciembre de 2008

Cuando la muerte visita a diario



Luego de un año de batallar, regresé al frió Octubre de la Europa Oriental, bordeando la frontera con Polonia, tome un tren, como siempre fui un tipo con suerte tuve quien me ayude a dirigirme y de paso me de de comer Chifa; el viaje fue largo como 22 horas, me restaban 7 horas mas en un tren veloz hacia la ciudad del Leon, ahi llegaría una nueva cárcel pero antes hacía la llamada respectiva al Ecuador tratando de tragarme toda la saliva posible para no llorar y decir que he llegado bien, sabía que no iba a ser una experiencia bonita en realidad, uno viaja para disfrutar pero para mi ese regreso fue de puro "Arrecho".
El adoquinado de una bella ciudad me recibía pero mi destino era incierto, un Angolano con quien decidimos aventurarnos a llegar a la universidad famosa de arquitectura me esperaba, el puto idioma era una barrera y lo veía presentarme con dificultad a la mafia de la cárcel, no me darían cama era un numero más que no sabrían cuando entró, pero aun asi tuve donde dormir mi amigo durmió en el piso y yo aun con la necedad no desempacaba la maleta, situación que se mantuvo por las siguientes dos semanas aun no me resignaba, quería dar media vuelta y correr a los brazos de mi novia.





Primer día de clases, llegamos rápido confundidos entre los demás, para todos era un día normal para nosotros una odisea, preguntaría algo y no sabríamos que responder, todos con el afán de dibujar obras de arte y nosotros con el lápiz tembloroso a las preguntas, lo poco que sabíamos del idioma lo habríamos olvidado, en realidad eramos una especie de celebridades, o quizás solo conejillos de indias, una novedad momentánea; mas de uno creyó que el Ecuador era un país del Africa o escondido entre los Alpes, yo no tenía ni la capacidad de explicar donde era solo me salvó balbucear la palabra "latino"





La que sonríe era una chevere su nombre el único que recuerdo: Sofia, siempre se mostró interesada en comprendernos, la de su izquierda le gustaba mucho mi reloj y mostraba su hilo en mi carota y seguramente quería que no se tan marica y le diga algo, la de más al fondo, ni siquiera sabia de mi existencia, pero era un sentimiento mutuo, ella solo pensaba como astutamente terminar con buenas notas, todos eran excelentes futuros arquitectos, a mi me tocaba sorteármelas para igualarlos, todos pasaban una rigurosa selección, yo apenas si me creía uno de los que mejor dominaba el idioma, pero no estaba ahi solo aprendiendo la técnica, vivi momentos intensos de autosuperación de hiperventilación y de migrañas reprimidas, me di fuerza, nunca pensé que lo podría lograr, más de una vez caí, más hubo una persona el único ecuatoriano a la redonda en ese momento, que aparte de ser solo amigo resultó ser un hermano, nos veíamos las caras y sin hablar ya sabríamos que andaba pasando, era un diario sobrevivir, dos pulgas solitarias en un nuevo perro extraño que se sacudía siempre porque era sarnoso, y nosotros aferrados a una vacua esperanza, muchos se burlaron de nuestra estadía en tan extraño lugar, nunca me enteré si es que aquello sería valido, era un mundo de amarres y de corrupción del que yo escapaba, muchas cosas no comprendí, pero ahora las comprendo, y si pudiera regresar el tiempo me quedara ahí, con esa imagen de ser siempre el extraño, el tontito que balbucea un idioma complicado, que se enamora a diario, que las mujeres que uno solo ve en televisión quieran entregarle a uno cariño, pero finalmente me di cuenta, que hay un orden natural superior, que coloca sus piezas donde deben estar, y SI yo nadé contra corriente, sin embargo llegue nuevamente a la misma orilla, debe ser para con más fuerza a reforzar los maderos, para llegar más lejos y en verdad que esto aun empieza.......!

Ya se enterarán de mi.....


Luego del León viene el perro....


4 comentarios:

yosoydelquito dijo...

"un diario sobrevivir, dos pulgas solitarias en un nuevo perro extraño... recién empieza... chuta parece mi vida de estos días...

Silvi dijo...

Nadaste contra corriente para terminar en la misma orilla? Es el mejor resumen de la historia de mi vida contada por un tercero. A veces lo que uno tiene en común sólo lo identifica luego de muchas volteretas en las que no somos capaces de leer entre líneas y distinguir las cosas más simples.

Ludovico dijo...

corrupción?? donde??

LA Gaby dijo...

Tranquilo muchacho... A la final "There's no place like home" Y mientras vos le pongas ganas al asunto todo saldrá bien, habrán más Sofías y chicas que te muestren el hilo. Y sobretodo de aqui en un par de años llegará su hermano... mi cuñando... lo que te convierte a vos en mi cuñado putativo????