domingo, 1 de febrero de 2009

Un Dominguero Tributo al Perejil

Hoy en la mañana mientras domingueaba. Cuando la vi a ella. Luego de mi retorno, me dijo:


Después de tantos años, me doy cuenta que...
!Tú eres el Diablo!





"cuando dijo "diablo" me asuste, pensé que alguien me pudo descubrir"



Luego me dí cuenta que su picara sonrisa lo afirmaba a la final era mejor, pues he estado cansado de guardar las apariencias un cuarto de siglo. Empecé a instalar sus bases militares sobre ella, más dijo: "!Espera un momento, hay cosas que cambian!", me relajé, pues no sería la primera vez que alarguen el tiempo a lo inevitable, encendí un tabaco mientras la vi fijamente, parecía interesarme de sus problemas de mujer. En honor a la verdad solo miraba sus ojos mientras mis tropas iban avanzando; dentro de ella quedaban los vestigios de batallas que mantuvimos tiempo atrás, batallas por realizarse, me había olvidado que alguna vez fué un gran oponente. Temblorosa y débil, estaba dispuesto a devorar, fue cuando me degolló diciendo:

"Soy Virgen y entre follar con Dios o con el Diablo, he escogido a Dios."


El Buen Diablo también sabe perder, y se retira con la confianza de alguien que sabe volverá.


Ademas las monjitas me caen bien JO JO, Domingueen lo que avancen.!

4 comentarios:

Ludovico dijo...

"El Buen Diablo también sabe perder"

No esperaba algo menos brillante de su parte

radicaLibre dijo...

Estimado Lex ¿Es cierto que el diablo paga mal a sus devotos?

LeX dijo...

"Deus est Demon Inversus"

MI amigo radical, quien paga mal es Dios y si el Diablo lo hiciera, sería sin intención, porque el es un buen tipo, agradecido y dador...

LeX dijo...

jajaja estoy loco por lo que dije arriba. Pinche satanico debería ir a sacrificar un gato